• HOME
  • Internacional
  • Entretenimiento
  • Ciencia y Tecnología
  • Chile
  • Economía y Negocios
  • Deporte
  • Mujer
  • Opinión

    Métanse sus camiones por la raja con hemorroides, malditos camioneros

    por Lili González Pastelaza

    No me caracterizo por decir malas palabras, pero no me vengan a decir que este paro de camioneros tendrá algún tipo de efecto. Para mi es mas bien una especie de una intervención artística de algún hijo privilegiado que se dice ser artista pero que de verdad, es alguien con plata que puede hacer lo que quiera, porque con plata uno puede hacer lo que quiera. Una señora por ahí, se defendía de que tenía una nana mapuche y que su nana mapuche era discriminada todos los días, por ser mas baja y negrita que las demás nanas del condominio. Por eso esa mujer salió a defender el derecho de las nanas mapuches, para que puedan servirle a sus patrones con fuerza y tranquilidad.

    El paro de los camioneros pareció insólito, me pareció sospechoso que unos señores magnates quemen sus camiones para que pensemos que los mapuches son terroristas y que deberían ser exterminados como es exterminan las cucharachas de los locales de comida rápida. Porque no me van a decir, que con semejante mierda, no va a haber un nido de cucarachas alimentándose de las hamburguesas y los panes y toda la chimuchina que existen en las bodegas de estos locales. Por su bien, no vayan a comer ahi, prefieran comer lo que les cocina su mamá, que bien rico cocina. Cuando vi las noticias, me dije: "Estos salvajes no entenderán nunca que la pobre Bachelet está al borde del colapso nervioso, que se chupa cada botella que pilla en su camino y que debe contratar a todas esas señoras que son iguales a ella, con ese corte de pelo que la hacer parecer a la mamá del muñeco Melame. Todas estas señoras viven en una bodega debajo de La Casa de la Moneda y cada cierto tiempo salen a viajar por Chile para y a decir unas palabras, inaugurar alguna escuela, besar algunas guaguas y sonreír. Así como salen las baratas de sus húmedos nidos, salen estas señoras, que lentamente se irán cansando de reemplazar a la presidenta, porque lugar donde va, la llenan de escupo y caca, como Cercei cuando fue castigada a pasearse desnuda por el camino de la vergüenza.

    No espero que me apoyen en estas palabras, solo quiero decirle a los políticos, de izquierda, centro, derecha, arriba y abajo, x, y, start... que se metan sus camiones por la raja con hemorroides y que nos dejen ver la telecomedia en paz!

    Publicidad