José Antonio Kast expulsado de torneo de Monopoly por agregar billetes que imprimió en su casa

19 de abril de 2019

Funcionarios de la brigada de juegos de mesa de carabineros detuvieron a José Antonio Kast luego de que se detectaron billetes falsos en la final del torneo de Monopoly de Rancagua

Otros de los hobbies de Kast incluyen tiro al blanco, rodeo y pepito paga doble

Eran aproximadamente las 9 de la noche cuando los asistentes del campeonato inter-regional de Monopoly de Rancagua llamaron a carabineros luego de encontrar billetes sospechosos que provenían de José Antonio Kast, ex-candidato a presidente y padre de 328 hijos, quien a pesar de caer siempre en las casillas de sus contrincantes, tenía mucho dinero.

Una pista que delató los billetes falsos, es que en lugar de tener la cara del personaje de monopoly era la de Jaime Guzmán.

El juego fue suspendido cuando un operativo entró al estadio, donde mas de 650.000 rancaguinos espectaban el juego y confiscó las fotocopias en blanco y negro que habían sido usadas por Kast como dinero para comprar 11 hoteles en los sectores mas caros del tablero. La policía confiscó los billetes falsos y puso el jugador de Kast en la casilla de cárcel hasta que le salga un 6.

Otros objetos ilegales que le confiscaron a Kast fueron: - 2 rifles - 1 revólver - 1 cuchillo cartonero - Foto de patricia maldonado mojada con un extraño líquido blanco - DVD "Los mejores éxitos de Tito Fernández"

Mientras Carabineros desplegó todas sus fuerzas para resolver el incidente, en la comuna se registraron 300 asaltos y un avistamiento de OVNI



Compartir


Noticias no relacionadas

Presidente confiesa: La verdad es que todo era una broma del día de los inocentes.

Familia de Piñera compra a Chile en el #Cyberday

Juez Baltazar Garzón escala caso del Kaiser del perro muerto a la Corte de La Haya

Cura daltónico come carne roja en Semana Santa y Dios lo elimina de la Tierra

Hombre se convierte en chuleta después de larga espera

NASA confirma que pene de Don Francisco se está achicando como una pasa